¡ENVIO GRATIS DESDE $680!

Té o café ¿Cuál elijo?

Muchos de los que nos iniciamos en el mundo maravilloso del té comenzamos también con el maravilloso mundo del café. Aunque hay muchas similitudes en ambas bebidas las diferencias son claras. El café se extrae de granos y el té de hojas, el café se relaciona con un ritmo de vida acelerado y se consume mas en países de occidente mientras que el té se asocia con tranquilidad, salud, elegancia, sofisticación y concepto del buen vivir, además de que se consume más en países de oriente. El té es de una época mas antigua que el café y aunque ambas tienen beneficios y funcionan para mantenernos alerta y despiertos la diferencia entre el té y el café se debe también al gusto de cada persona y su estilo de vida. En el continente americano el consumo de café esta por encima de consumo del té, pero a nivel mundial el té supera por mucho al café, siendo la segunda bebida más consumida en muchos países de Oriente y Europa. Tanto el café como el té tiene variedades que dependen de su origen, procesos y manufactura. Aunque se considera que el té es un producto más sustentable y socialmente responsable por su recolección a mano, fabricación y procesos artesanales; el café siempre se ha visto manchado por la sobreexplotación, el abuso de las grandes corporaciones a sus productores y la poca sostenibilidad ambiental en sus procesos, importación, distribución y empaque, ambas bebidas han recorrido un gran camino hasta los rincones mas alejados del mundo.

En el café encontramos Arábica (sabor delicado y dulce) y robusta (sabor intenso y fuerte) mientras que en el té encontramos:

Té verde derivado de hojas jóvenes de Camellia Sinensis con muy poca oxidación y altamente nutritivo, famoso por el matcha, té negro o rojo (depende la parte del mundo en la que te encuentres es como se le conoce) con un sabor fuerte, cuerpo completo y profundo, té amarillo con sabor suave y aromático, té blanco con notas suaves, complejas y delicadas, Pu’Er, una variedad fermentada y añejada en algunos casos y  Oolong con sabores muy distintos y complejos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El té es una bebida que nos apapacha cuando necesitamos algo reconfortante, una bebida que nos da paz y tranquilidad mientras disfrutamos de nuestra familia, amigos o nuestra propia compañía. Porque cada hoja guarda magia, misticismo, sabiduría y amor, amor de la tierra a nuestra taza, cuerpo y espíritu. Es una forma de crear armonía, un símbolo de convivencia y hospitalidad, un ritual de meditación.

No existe una bebida mejor que la otra, solo la elección de que bebida nos hace sentir mejor con nosotros y con el mundo que nos rodea. La elección siempre será tuya, y entender de ¿dónde viene? y a ¿dónde va? lo que llevamos a nuestro cuerpo nos hace consumidores responsables y conscientes del gran impacto que sugiere cada taza de estas maravillosas bebidas. Nuestro consumo consiente puede beneficiarnos y ayudar a poner un granito de arena para construir un mundo mas justo, saludable, responsable y más equitativos para todos y para cada uno.

 

Fuente: Freepik.com

Te gustaría probar una bebida con ambos ingredientes, te invito a probar nuestro Tepuccino, un blend de Té negro, almendras, cereza, pasas y granos oscuros de café, una mezcla que te llenará el cuerpo y el alma de energía, sabor y lo mejor de ambos mundos.  

Visítanos en nuestras redes sociales y coméntanos cual es tu opinión de ambas bebidas. ¡Saludos!

 

Luis Máximo