¡ENVIO GRATIS DESDE $680!

De México para el mundo

Nuestro país ha regalado tantas cosas al mundo entero que podríamos hacer una lista enorme de aportes para la humanidad, es por eso que ahora te voy a mencionar 3 ingredientes de nuestra gastronomía y herbolaría que han sido regalos preciados y que podemos disfrutar en cada momento sagrado.

Cacao

Los primeros en cultivar el árbol del cacao fueron los olmecas hace aproximadamente 3500 años. Molían las habas de cacao mezcladas con agua y saboreaban la delicia de la semilla en forma de bebida, este era un regalo de los dioses que solo podían beber personas de la élite prehispánica. Con el paso del tiempo la cultura del cacao se fue extendiendo hacia otras culturas como la Maya y la Azteca que para entonces, la haba del cacao era considerado como unidad monetaria y de medida. Con cualidades analépticas (alimentos que ayuda a restablecer las fuerzas y la energía) el cacao hoy en día se utiliza para hacer cosméticos, medicamentos o simplemente como superalimento por sus propiedades para estimular el apetito, aumentar al resistencia física, reducir la fatiga y combatir enfermedades del corazón.

Vainilla

Una especia conocida en el mundo entero no solo por su delicioso sabor sino también por su exquisito aroma, con propiedades útiles e impresionantes, fruto derivado de una orquídea que suele cultivarse mayormente en Veracruz y algunas zonas del centro y sur de México. Se puede encontrar en forma de vaina, polvo o esencia y se emplea tanto para la gastronomía, la perfumería y la medicina por sus propiedades tranquilizantes, digestivas y efecto antiséptico. Los antiguos totonacas la conocían con el nombre de Xahanat o flor negra mientras que los aztecas la llamaban Tlixotlil. La vainilla no puede faltar en ninguna casa y es muy apreciada en todo el mundo, por lo que se considera un ingrediente básico de las cocinas alrededor del globo.  

 

Manzanilla

Una de las hierbas mas populares en el mundo entero, pariente de las margaritas con tantos beneficios (antigripales, antiinflamatorios, antibacterianos y sedantes para dolores de todo tipo). La manzanilla no tiene origen mexicano, pero ha sabido adaptarse a nuestras tierras, tanto que es una de los ingredientes de herbolaria mexicana mas conocido. Una infusión de manzanilla resulta deliciosa, fresca, dulce y relajante, además de tener propiedades digestivas.

Su origen se remonta al antiguo Egipto, cultivada a orillas del Rio Nilo, pero en México se le ha dado un valor casi celestial, invocada en todo remedio casero. Algo que la mayoría no sabe, es que la manzanilla mexicana obtiene de nuestras tierras un aroma y sabor incomparables, algunas veces mejor que otras variedades. Manzanilla como la cultivada en Atlixco, Puebla es uno de tantos regalos de nuestra gastronomía y herbolaria medicinal que es difícil no mencionar por sus propiedades, usos y beneficios.

Luis Maximo.